El ministro de la Presidencia, Óscar Coca, expresó que la posición oficial del Ejecutivo boliviano es que se viabilice la expulsión de quien fuera ministro de gobierno del gobierno de Hugo Banzer (1997- 2001) y candidato a la alcaldía de La Paz en los comicios de abril de este año.

“Queremos señalar que la instrucción que se tiene en la Interpol es la expulsión de Fortún y esto es lo que el gobierno boliviano está solicitando oficialmente, además hay un mandamiento de aprehensión en contra de esta persona”, aseguró Coca.

El comandante de la Policía, general Óscar Nina, informó que ya se tiene listo el plan para traer de regreso al ex ministro. “Una vez que se confirmó la detención del señor Fortún, en el puerto de Callao, se activó el plan de traslado para llevarlo adelante con las autoridades del Ministerio Público y del Gobierno”, sostuvo.

Fortún, inicialmente arribó a Chile en marzo de este año, para luego trasladarse a Lima a fines del mismo mes. En Perú solicitó que se le dé asilo, pero esa demanda le fue rechazada.

El Ministerio de Transparencia propició que la Fiscalía investigue la utilización de gastos reservados en el Ministerio de Gobierno, por lo que los titulares de ese despacho Guillermo Fortún, Guido Náyar y Leopoldo Fernández son investigados, junto a una veintena de empresas de diferentes rubros que habrían recibido dineros de gastos reservados.

La detención de Fortún se registra a poco más de un mes de la caída del ex prefecto de La Paz Luis Alberto Valle en Lima, quien está en la cárcel de San Roque, Sucre, para responder ante un juicio de responsabilidades.

De hombre fuerte a perseguido. Guillermo Fortún Suárez fue fundador de ADN, junto al ex dictador y luego presidente democrático Hugo Banzer Suárez. Ocupó varios cargos de importancia, como la presidencia del Senado y el ministerio del Interior (ahora de Gobierno) A principios de este año fue candidato de Acción Democrática Nacionalista a la Alcaldía de La Paz y paralelamente comenzó a ser investigado por su supuesta responsabilidad en la malversación de 18 millones de bolivianos provenientes de la partida de gastos reservados, cuando era ministro de Banzer.

Acusan al ex ministro de cometer 3 delitos. El ex ministro de Gobierno Guillermo Fortún tiene una imputación en su contra por los delitos de legitimación de ganancias ilícitas, incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias, dentro de la acusación de malversación de Bs 18 millones. Fortún huyó del país en marzo cuando era candidato a alcalde de La Paz para las elecciones de abril.

“Existiendo riesgos procesales de fuga y de obstaculización, el Ministerio Público va a pedir su detención preventiva”, indicó ayer el fiscal Róger Velásquez, tras conocer la detención de la ex autoridad en Perú.

Recordó que Fortún tenía una orden de aprehensión a raíz de la utilización de gastos reservados cuando fungía como ministro del Interior (1999-2001). “Dichos montos fueron manejados de forma discrecional y ese es el motivo central de la investigación”, complementó el fiscal.

Recordó que según datos del Ministerio de Economía y Finanzas, al menos Bs 140 millones se manejaban de forma anual en el marco de los gastos reservados. Velásquez indicó que una vez que Fortún llegue al país se deberá recepcionar su declaración informativa.

Huyó por siete meses y cayó porque una mujer lo delató. El ex ministro del Interior del gobierno de Hugo Banzer, Guillermo Fortún Suárez, huyó del país en marzo de este año, tras abandonar intempestivamente su aspiración política de convertirse en alcalde de La Paz.

Según información proporcionada en ese entonces por autoridades de Migración, primero estuvo en Chile, junto a dos personas. Sus familiares explicaron que se “autoexilió” por considerarse víctima de una persecución política.

Posteriormente se supo que la noche del 30 de marzo llegó a Lima en un vuelo de la aerolínea LAN, acompañado de su esposa e hija. Este miércoles 22, con sus mismas acompañantes y también en la noche, fue capturado en el aeropuerto internacional Jorge Chávez del distrito judicial de la provincia del Callao, ubicado a una hora del centro de Lima.

Rechazo. Tras su arribo a Lima el 30 de marzo, Fortún solicitó asilo al Gobierno peruano, pero éste le fue negado. Mientras, se había activado un operativo internacional para dar con su paradero. El 10 de mayo, el director de la Interpol de Perú, coronel Manuel Malaver Huamán, comunicó a la Cancillería boliviana que “se intensifica la búsqueda en territorio peruano" de Fortún Suárez.

El 20 de septiembre, una boliviana que pidió reserva denunció que vio a Fortún en el lujoso hotel Casa Andina de Arequipa. De inmediato, Interpol-Perú realizó un operativo en el lugar, pero no dio con el paradero del político.

Sin embargo, se activó la alerta en los aeropuertos y el 22, a las 10.30 de la noche, Fortún cayó en Lima. Una fuente de la investigación de este caso comentó ayer a varios periodistas que la captura se produjo por denuncia de una de sus familiares. En todo caso, fue una mujer la que dio la pista.