La dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) y los ministros de Trabajo, Daniel Santalla, y de Economía, Luis Arce, reinstalaron este sábado el diálogo para distensionar el conflicto sobre el incremento a las rentas de jubilación.

"Aquí está la Central Obrera Boliviana con todos los ejecutivos, debe conocer el pueblo boliviano que la COB va a trabajar sábado, domingo, si tenemos que amanecernos, lo vamos a hacer, para poder encontrar una solución definitiva", indicó el ejecutivo de la Confederación de Trabajadores en Salud, José Gonzales.

De acuerdo con la propuesta gubernamental el límite máximo de pensión solidaria para el sector minero sube de 3.700 (US$514) a 4.000 (US$555) bolivianos, además del incremento de la renta de jubilación de 2.600 (US$361) a 3.200 (US$444) bolivianos para otros sectores.

En contrapartida la COB demanda una jubilación de 8.000 bolivianos (US$1.111) para los trabajadores mineros y 5.000 bolivianos (US$694) para el resto de los sectores.

El encuentro se desarrolla en el ministerio de Trabajo, que respondió al llamado de la COB, de reinstalar el diálogo.