"Fue una manifestación con un número muy sustancial, cien mil personas es un número sustancial", declaró este lunes el ministro de Hacienda Henrique Meirelles.

Decenas de miles de personas se movilizaron ayer en San Pablo, Río de Janeiro, Salvador y otras capitales bajo la consigna "Elecciones Directas Ya" y "Fuera Temer".

La protesta en San Pablo concluyó la noche de este domingo cuando la policía reprimió a los campesinos sin tierra e integrantes del Partido de los Trabajadores.

"Este tipo de protestas son naturales en democracia, es natural que ocurran con la gran crisis económica, pero la economía comienza a dar señales de cambio por el cambio de gobierno" y la llegada de Temer, dijo Meirelles, citó Ansa.

Y recordó que meses atrás hubo "un millón de personas" en las calles de todo el país para exigir la salida de Dilma Rousseff, destituída el pasado miércoles por el Senado en lo que muchos calificaron como un golpe parlamentario.

El funcionario habló hoy con periodistas brasileños en China, donde participa en la delegación encabezada por Temer que participa en la cumbre del Grupo de los 20.