Río de Janeiro. El Gobierno brasileño mostró hoy su satisfacción por la adopción en las Naciones Unidas de la resolución "Llevando en adelante las negociaciones multilaterales de desarme", elaborada por seis países, entre ellos Brasil.

En un comunicado, la Cancillería brasileña aseguró que la resolución fue aprobada con 123 votos a favor, 38 en contra y 16 abstenciones, y que se convocará una conferencia internacional en 2016 para negociar un tratado de prohibición de armas nucleares.

"Brasil encoraja todos los países a participar activamente del proceso negociador e invita ciudadanos, organizaciones de la sociedad civil y miembros de la comunidad académica a acompañar las negociaciones y a contribuir para su éxito", asegura la nota.

"El Gobierno brasileño busca la prohibición completa de las armas nucleares, en conformidad con el compromiso constitucional en el país de uso exclusivamente pacífico de la actividad nuclear", agrega el texto.

Los otros cinco países que también elaboraron la resolución son Austria, Irlanda, México, Nigeria y Sudáfrica.