El ministro vocero de Gobierno, Marcelo Díaz, se manifestó muy ofuscado y rechazó tajantemente una nota periodística publicada este jueves por el medio electrónico El Mostrador que habla de un vacío de poder en La Moneda, pero que además especula con que el tema del rumor del supuesto alcoholismo de la Jefa de Estado ha sido tema de debate en la Nueva Mayoría.

Díaz se refirió a la nota firmada por la periodista Marcela Jiménez, titulada “El Estado Mayor del oficialismo o la estrategia para contrarrestar el vacío de poder”, en la que habla de las estrategias del oficialismo para evitar que el gobierno “zozobre antes de marzo de 2018”.

Luego de citar una serie de situaciones sobre las pugnas de poder en la Nueva Mayoría, la periodista se lanza con lo que parece ser su objetivo, decir que la Mandataria sufre alcoholismo y que esto ha sido objeto de debate en el propio oficialismo.

“No hay parlamentario, dirigente y asesor gubernamental que en los últimos quince días no reconozca que ha escuchado la versión de que la Presidenta está tomando más alcohol de la cuenta y que, en paralelo, está bajo el efecto de varios medicamentos -como analgésicos para una dolencia que tiene en la rodilla por un problema a los meniscos-, antidepresivos y los recetados para su hipertensión”, lanza Jiménez en su nota de periodismo interpretativo.

Y esto no pudo quedar indiferente para el ministro vocero, que ante una pregunta en que estaba la frase “vacío de poder”, se refiere a la publicación sin nombrar al medio ni a la profesional que la escribió.

“Hoy día hemos conocido la información de un medio de comunicación, que a mi juicio traspasa los límites de la decencia, que es de una vileza y una bajeza que no habíamos visto, probablemente, hace mucho tiempo en la política chilena”, señala Díaz.

“Creo que afirmaciones como las que vimos en esa nota, reflejan el más profundo y el peor de los machismos. Yo me pregunto: comentarios, rumores, infamias de esa naturaleza ¿habrían sido posibles si quien dirige los destinos del país hubiese sido un hombre y no una mujer?; que rumores sin que nadie se haga cargo sean ventilados por la prensa levantando infamias, superan el límite de lo decente y son expresión del peor de los machismos”, agregó.