Santiago. El gobierno chileno calificó la actitud de los indígenas mapuches que se mantienen en huelga de hambre como “intransigente”.

La vocera del ejecutivo, Ena Von Baer, afirmó que si se produce una desgracia por la movilización, la responsabilidad será de los propios huelguistas.

"Si siguen hoy en esta huelga de hambre es porque están pidiendo algo que sería ponerlos sobre el imperio de la ley", dijo la ministra a Radio Cooperativa.

Añadió que en el gobierno de Sebastián Piñera “hicimos todo lo que nosotros podíamos hacer, y vamos a seguir haciendo todos los esfuerzos posibles, pero hay que comprender que aquí hay Estado de Derecho, que cada poder cumple su propio rol y nadie le puede pedir a los poderes del Estado que salten la ley, porque eso pone en peligro el funcionamiento del Estado de Derecho a largo plazo".

Ena Von Baer puntualizó que "como gobierno hemos dado todos los pasos que teníamos que dar, todos los pasos posibles y por supuesto que siempre vamos a estar abiertos al diálogo pero los grupos no pueden ser intransigentes, todos tienen que ceder".