Santiago, Andina. El gobierno chileno confirmó este viernes que el cuerpo exhumado el lunes del Cementerio General corresponde al ex presidente socialista Salvador Allende, muerto en el golpe militar de 1973.

La ratificación, entregada por el Servicio Médico Legal, fue hecha en base a una comparación odontológica que permitió "observar correspondencia plena de las características ante mortem y post mortem analizadas", dijo el organismo.

La entidad, autorizada por la justicia chilena para encabezar estas pericias, agregó que los estudios para validar las causas de la muerte de Allende estarán en tres semanas.

Los peritajes, pedidos por la familia del ex mandatario, además revelaron que los restos de Allende estaban íntegros, sin pérdida de piezas pese a las inhumaciones y exhumaciones de 1973 y 1990.

Los análisis son desarrollados por siete expertos extranjeros y cinco chilenos, a petición del juez Mario Carroza, consigna el cable de la agencia DPA.

Allende, según la versión de sus propios asesores y amigos, se suicidió con un fusil AK-47 regalado por el líder cubano Fidel Castro cuando defendió La Moneda del asalto de los militares.

La exhumación de Allende está inscrita en un esfuerzo de la Corte Suprema por investigar todas las violaciones de los derechos humanos cometidas en la dictadura militar liderada por Augusto Pinochet.

Allende, uno de los máximos líderes de la izquierda de América Latina, siempre dijo a sus cercanos que no se entregaría en caso de un golpe militar. "De aquí al cementerio", advirtió a sus ministros.