SANTIAGO. Evitar que el Estado pague dos o tres veces por un software es el objetivo que busca la secretaría de desarrollo digital del gobierno chileno.

Por esto, abrió una discusión pública con la intención de establecer un modelo de “licenciamiento gubernamental de software”, que permita a las instituciones públicas compartir los desarrollos informáticos que contratan al mercado.

El secretario ejecutivo de desarrollo digital, Alfredo Barriga informó que, "sólo por mencionar un ejemplo, cada ministerio ha contratado por separado recurso informático de pago de remuneraciones, en circunstancias que teniendo necesidades tan similares, perfectamente pudieron compartir una solución con adaptaciones puntuales", señaló. 

Este nuevo escenario, en caso de que se llegue a buen puerto, permitiría que cuando un ministerio o servicio público contrate una solución tecnológica, ésta quede bajo un licenciamiento común, que faculte traspasarla a otros organismos de gobierno que quieran utilizarla.

“Con esto hacemos posible una inversión más eficiente en tecnologías de información por parte del gobierno, es decir, cuidamos los intereses de los contribuyentes y promovemos la transferencia tecnológica dirigida a una mejor gestión pública”, destacó el encargado de desarrollo digital.

A lo anterior, se deben agregar otros factores que hacen que la medida cobre fuerza y se pueda implementar en el corto plazo. En este sentido Barriga argumentó que, "A la vez, generamos nuevas oportunidades de negocio la para la micro, pequeña y mediana industria de desarrolladores, quienes pueden absorber la demanda de adaptaciones, mantenimiento y mejoras a las soluciones licenciadas al gobierno”.

.El modelo aplicaría para los llamados desarrollos informáticas “a medida” y no así para software comercial. La iniciativa fue discutida esta semana en el ministerio de Economía, -del cual depende la secretaría de desarrollo digital - junto con especialistas en derecho informático, los jefes de informática del gobierno y las representantes de la industria de tecnología de información.

La propuesta deberá estar acabada antes de fin de año y complementar, de este modo, la directiva de contratación de bienes y servicios relacionados con tecnologías de la información y comunicaciones (TIC), de Chilecompra. Desde ya, supone dar flexibilidad a los proveedores para presentar propuestas bajo licenciamiento gubernamental o restringido a un solo cliente.