Los ministros políticos de La Moneda valoraron el trabajo del Comité de Ministros que este martes resolvió de forma unánime rechazar el proyecto hidroeléctrico HidroAysén y, si bien evitaron referirse al resultado, destacaron que se trata de una medida institucional que llamaron a respetar por todos los sectores.

El ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, enfatizó esa idea, negó que las empresa pudieran entender un “cambio en las reglas del juego” y que la opción del gobierno de Michelle Bachelet es el “desarrollo sustentable”.

“Independiente de la resolución técnica, institucional que ha tomado el comité de ministros del cual no me voy a pronunciar, lo que sí creo es que nuestro gobierno profundamente cree en el desarrollo sustentable y el respeto de nuestro patrimonio cultural y natural”, partió señalando Peñailillo.

Precisó que “lo otro es parte de una decisión técnica e institucional y creo que eso es muy relevante, que las cosas, en ese sentido de la toma de decisiones, respetando la institucionalidad, hayan vuelto a su lugar”.

Requerido por el mensaje que debía interpretar el empresariado, respondió que el Comité de Ministros “es un organismo técnico institucional que tiene sus atribuciones" y que el acuerdo "se ha tomado en el momento y en la distancia y con la formalidad que corresponde y no creo que respetar la institucionalidad sea una amenaza para alguien, todo lo contrario”.

El ministro secretario general de Gobierno, Álvaro Elizalde, se refirió en un tono similar: “lo importante es que con esta resolución se vuelve al cauce institucional que nunca debió perderse. Todos debemos respetar la legalidad vigente y, por cierto, la institucionalidad ambiental”.

* Vea además en Nacion.cl: Greenpeace celebró el adiós a HidroAysén y planteó alternativas limpias