Con un firme rechazo a las solicitudes de la oposición para quitar la urgencia al proyecto de ley ingresado recientemente al congreso, el gobierno reiteró su intención de tramitar la propuesta del ejecutivo en tiempos muy acotados.

Asimismo, se mostró confiado en que la iniciativa en el legislativo se tramitará con agilidad y antes del 21 de mayo, como desea el presidente Sebastián Piñera, fecha en que realiza la cuenta pública de su gobierno ante la ciudadanía.

La oposición se opone al carácter de urgencia para tramitar la propuesta del ejecutivo argumentando que la propuesta requiere de correcciones. Entre ellas, figuran el alza del impuesto de primera categoría a las empresas y que no se fije un límite más acotado para la invariabilidad del royalty minero. Dichas medidas son unas de las grandes vías de financiamiento en la propuesta de Piñera.

Cálculos políticos. Mientras las autoridades insisten en que no tiene "lógica" ni "sentido" una eventual postergación a los plazos propuestos por el gobierno, la Concertación tiene la posibilidad de bloquear el plan de financiamiento ya que tiene mayoría en el senado del parlamento.

Ante un escenario como ese, fuentes desde el gobierno señalan que la responsabilidad tendría que asumirla la concertación, mientras un cercano a Piñera estimó en el anonimato que "es un costo político que se puede pagar", de acuerdo a La Segunda.