El ministro colombiano de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Gabriel Vallejo, aseguró que el reciente atentado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) contra el oleoducto Trasandino es el peor contra el ecosistema en los últimos 10 años.

"Rechazo categóricamente la actuación de grupos ilegales, se trata de una tragedia incalculable, el peor daño ambiental y social de los últimos 10 años; una vez más los afectados son las clases menos protegidas y vulnerables y por supuesto los pescadores de la zona", sostuvo el ministro.

El funcionario aseguró que fue puesto en marcha una iniciativa para hacer frente a la emergencia que dejó sin servicio de agua a la localidad de Tumaco, donde dejó sin ese servicio básico a más 160.000 personas.

Los rebeldes destruyeron un tramo del oleoducto el pasado 7 de junio, cunado se derramaron unos 410.000 galones de crudo, que cayeron a la quebrada Pianulpí y de allí al río Guisa, desembocando en el Mira, que abastece de agua del acueducto de Tumaco y desemboca en el Océano Pacífico.

Durante el último mes, las FARC han aumentado sus acciones contra la infraestructura petrolera y energética del país dejando a varias localidades sin servicio de energía y generando daños ecológicos tras el derrame de crudo.

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos inició un proceso de paz con las FARC, cuyas conversaciones se iniciaron hace dos años y siete meses en Cuba.