El presidente Juan Manuel Santos anunció este lunes que enviará nuevos delegados del Gobierno a La Habana, Cuba, con el fin de que estos se sumen a los diálogos de paz que se adelantan con la guerrilla de las Farc. El objetivo de estos será discutir un posible cese al fuego unilateral. (Vea: Paz, la clave de Santos a España)

El mandatario detalló que serán cinco generales activos y un almirante quienes viajarán este martes a Cuba para sumarse a la mesa de negociaciones. El nuncio lo hizo desde España donde el primer mandatario participa del un foro internacional con académicos, políticos y empresarios.

El tema de la paz será el tema principal, sin embargo, el mandatario también buscará reforzar inversiones "muy productivas" con España, entre otras cosas.

En el marco de la visita del primer mandatario, el presidente habló (en declaraciones al diario El País de España) de la posibilidad de que las negociaciones con las Farc conduzcan a la no extradición de los jefes guerrilleros, asumiendo la responsabilidad de buscar una salida con los Estados Unidos para no extraditar a los líderes de las Farc en caso de que se firme un acuerdo que le dé fin al conflicto armado.

El presidente señaló que “a eso (a la extradición de jefes guerrilleros a Estados Unidos) tenemos que encontrarle una solución. Nadie te va a entregar las armas para irse a morir en una cárcel norteamericana. Eso es totalmente irrealista. Ya es una responsabilidad mía, en mis relaciones con los Estados Unidos, buscarle una solución a eso”. Y añadió que “ese es un tema que sin duda alguna tendremos que abordar ahora en la justicia transicional. Ellos van a preguntar ¿qué va a pasar con nosotros, nos van a extraditar? Y yo tengo que decirles: pues vamos a buscar la forma para que no. En el fondo, la justicia no puede ser un obstáculo para la paz”.