Bogotá. Al término de una reunión con la ex directora del DAS, María del Pilar Hurtado, el vicecanciller de Panamá señaló que su gobierno le otorgó el asilo a la ex funcionaria colombiana y le explicaron los términos y condiciones de dicho beneficio.

"No reunimos con la licenciada María del Pilar Hurtado y le explicamos las condiciones del asilo y básicamente la reunión concluyó con la solicitud de manifestar el agradecimiento al gobierno panameño", dijo el diplomático al enfatizar que a la fecha de hoy no se han recibido más solicitudes de asilo.

Indicó además que las relaciones con el gobierno de Juan Manuel Santos siguen siendo buenas y no van a interferir decisiones como la de otorgar el asilo a la ex directora del DAS.

"Quiero concluir que por espacio de ocho años del gobierno del presidente Uribe, Panamá y Colombia mantuvieron estrecha relación sobre todo en temas de seguridad y por supuesto que esta relación continua con el presidente Santos y va a continuar a pesar de este asilo", enfatizó.

Por su parte, el gobierno de Colombia estudia enviar una nota de protesta a Panamá por el asilo concedido a la ex directora de la central de inteligencia María del Pilar Hurtado, sancionada e investigada por las escuchas y seguimientos ilegales que hizo esa entidad, informó la canciller María Ángela Holguín.

"Miraremos si esto da para una nota de protesta", afirmó Holguín, quien destacó la "sorpresa" que ha provocado al gobierno de Juan Santos el asilo concedido a Hurtado, pese a los "lazos estrechos" de su país con Panamá.

Sostuvo así que en el caso de que la Fiscalía colombiana emita una orden de captura contra Hurtado en el marco de las investigaciones por el escándalo de espionaje y escuchas de la central de inteligencia (Departamento Administrativo de Seguridad, DAS), el gobierno evaluará si procede pedir su extradición.

"A Panamá le quedó muy claro nuestra insatisfacción y malestar", subrayó la canciller, quien subrayó que en Colombia hay "garantías" para que Hurtado tenga un proceso justo, teniendo en cuenta además que se le imputan "delitos comunes", no políticos.

Asimismo admitió que el gobierno está preocupado ante la posibilidad de que otros ex funcionarios del DAS pidan asilo fuera de Colombia, porque ello dificultaría "esclarecer" el escándalo de espionaje ilegal a magistrados, opositores, periodistas y defensores de derechos humanos durante el gobierno de Álvaro Uribe (2002-2010).

Hurtado, que es abogada, dirigió el DAS del 23 de agosto de 2007 al 23 de octubre de 2008, cuando renunció.

La ex funcionaria es uno de los cuatro ex directores del DAS investigados por su presunta responsabilidad en un plan de escuchas y seguimientos ilegales.

La trama se extendió a lo largo de los dos gobiernos de Uribe, a quien la comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes del Congreso abrió un proceso para establecer si tuvo responsabilidad en esos hechos, algo que el ex presidente siempre ha negado.