El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, dijo que si bien hay indicios de que las Farc pueden estar detrás del atentado del martes en Bogotá, que dejó dos muertos y 48 heridos, no descarta la posibilidad de que "otro grupo terrorista" sea el autor.

El ministro subrayó que "hay serios indicios que comprometen a esa organización", en referencia a las FARC, pero agregó que "no se descarta a ninguna otra porque es necesario continuar" las investigaciones.

En el mismo sentido se había pronunciado poco antes el alcalde Petro, quien fue más allá y se refirió tanto a grupos de extrema izquierda como de extrema derecha, aunque reconoció que no hay certeza alguna.

Sin embargo, el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, el general Luis Eduardo Martínez, afirmó el martes que tenía la seguridad de que las Farc son las responsables del atentado terrorista, así como del coche bomba que había sido desactivado horas antes en el centro de la capital colombiana.

Pinzón eludió referirse a esa afirmación y defendió la profesionalidad de la Policía, que fue la que encontró e inutilizó una carga de 120 kilos de explosivos colocada en el baúl de un taxi y además practicó las primeras capturas en el segundo caso mencionado.

En cuanto al atentado dirigido contra el exministro Fernando Londoño, en el que él resultó herido y murieron dos de sus escoltas, según unos vídeos registrados en la zona donde se registró, un hombre fue quien colocó una bomba lapa en su vehículo, una modalidad utilizada por la banda terrorista vasca ETA y también en Oriente Medio y Asia, señaló Pinzón.

"Lo que dicen los expertos es que no ha sido usual esa técnica (en Colombia) y eso ha despertado preguntas que hoy son parte de la investigación", expuso Pinzón.

Por eso anunció que, a instancias del presidente Juan Manuel Santos, ha contactado a "gobiernos extranjeros, amigos," para "hacer intercambio de información".

El ministro precisó que los gobiernos de Estados Unidos y Londres, así como sus respectivas agencias de inteligencia podrán contribuir a que la investigación sea aún más efectiva y los resultados se vean pronto.

Además, anunció que como parte de las conclusiones del Comité Antiterrorista convocado este miércoles se investigarán las recientes amenazas contra el alcalde Petro y la exsenadora Piedad Córdoba, y se reforzará la seguridad preventiva en la capital colombiana.

Lo que sí está claro es que el atentado estaba dirigido contra Londoño, quien resultó herido en el tórax y en la cabeza, mientras que su conductor y su escolta fueron las dos víctimas mortales que dejó el ataque terrorista.

Según el parte médico, el exministro se encuentra "estable" después de ser sometido a una cirugía en la que se le extrajo una esquirla alojada entre el corazón y el omóplato.

La mayoría de los heridos han sido dados de alta y el más grave es el conductor de un bus que se encontraba detenido al lado del vehículo blindado de Londoño cuando estalló la bomba.