El gobierno nacional “definitivamente cerró la puerta” a la posibilidad de que futuros desmovilizados puedan acceder y contar con participación en política.

El ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, dijo que en marco legal para la paz “el artículo segundo del proyecto ya se eliminó y no se va a revivir en el Senado”.

Frente a la discusión del proyecto luego del asesinato a manos de las FARC de cuatro uniformados que estaban secuestrados, el jefe de la cartera política dijo que “lo que pasa es que la legislación no puede estar sometida a ninguna coyuntura”.

“El esfuerzo que impulsa el gobierno nacional para tener una legislación adecuada que en el futuro nos permita reglamentar con más detalles la materia pues no se puede discutir al vaivén de una coyuntura particular como la que tuvo lugar el día sábado”, sostuvo.

A su turno, el ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra, defendió el marco legal para la paz y dijo en el Senado que “hay que pensar con visión de futuro y hay que mirar las cosas con las consideraciones y dentro del panorama que corresponde”.

“Eso (los asesinatos) no puede hacernos cerrar los ojos frente al que es el sueño que tiene el país hacia el futuro: el día en que prevalezca la sensatez y el espíritu de paz”, señaló Esguerra.

Sin embargo, Esguerra admitió que “hoy es un día luctuoso y triste, hay un profundo dolor que sentimos todos los colombianos; es un día de indignación y donde rechazamos el comportamiento salvaje de parte de la guerrilla que es totalmente contrario a la dignidad humana”.

En ese sentido, el jefe de la cartera de la justicia reconoció que “no es fácil creerle a la guerrilla pero amanecerá y veremos”.