El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, junto a la mesa de unidad nacional y la cúpula militar presentó este viernes en la Cámara de Representantes la reforma a la justicia penal militar.

Pinzón dijo que con esa iniciativa "no se pretende ningún tipo de impunidad" para los delitos que eventualmente puedan cometer uniformados.

Por eso, aclaró que cualquier delito de lesa humanidad, genocidio, abuso sexual y desaparición forzada, no serán de conocimiento de la Justicia Penal Militar.

"Este proyecto es necesario para los hombres que conforman la Fuerza Pública porque les puede dar más efectividad en la defensa de la Constitución y los ciudadanos", señaló.

Según él, se van a aclarar las "zonas grises" que por muchos años han existido en las operaciones militares de las Fuerzas Militares.

Algunos puntos:

*Creación de un tribunal de garantías penales que se encargará de controlar y vigilar la acción penal contra los miembros de la Fuerza Pública.

*Para evitar conflictos entre la justicia penal militar y la ordinaria se creará una comisión encargada de conocer en primera instancia las investigaciones contra miembros de la Fuerza Pública, que debe realizar una investigación pronta y coordinada que constate los hechos y concluya cuál justicia es competente para conocer de la investigación.

*Se definen claramente los delitos que no serán investigados por la justicia militar como: “crímenes de lesa humanidad, genocidio, desaparición forzada, tortura, ejecución extrajudicial, desplazamiento, violación, abusos sexuales, actos de terror contra la población civil y reclutamiento de menor”.

*Se crea la defensa técnica de los miembros de la Fuerza Pública que adecuará “un fondo destinado específicamente a financiar la defensa pública técnica y especializada”.