Ante la preocupación del gobierno por el incremento en los casos de secuestro exprés y extorsión en el departamento de Arauca, cerca a la frontera con Venezuela, el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, anunció que la próxima semana se reunirá con su homologo venezolano y los directores de las agencias de seguridad del vecino país, con el fin de intensificar las operaciones fronterizas.

“La semana entrante tendré una visita a Venezuela dentro del proceso de fortalecer las relaciones de seguridad (...) vamos a seguir trabajando en la agenda de la lucha antinarcoticos, antisecuestro y antiextorsión y espero poner en conocimiento de las autoridades del vecino país las denuncias de la ciudadanía para que logremos tener una reacción muy fuerte”, dijo Rivera.

El jefe de la cartera de la Defensa advirtió que con el restablecimiento de las relaciones con Venezuela, los delincuentes no podrán utilizar la frontera como un “burladero”, ya que se han construido canales de confianza y comunicación con el vecino país.

“Cada que la ciudadanía ha tomado el buen camino de denunciar y que hemos tenido la ocasión de compartir con las autoridades venezolanas durante los últimos meses, hemos logrado el rescate de las personas afectadas. Me parece que esos canales de comunicación, ese avance en la construcción de mayor confianza entre los dos gobiernos, constituyen un elemento clave para que los delincuentes no utilicen la frontera como un burladero”, puntualizó.

Finalmente, hizo un llamado a la ciudadanía para que denuncie este tipo de delitos ya que “mediante el pago de extorsiones sólo se alimenta al monstruo criminal".