Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno de ese país entrarán hoy en el último tramo de un segundo ciclo de conversaciones de paz, mientras en Bogotá la sociedad contribuye a la mesa con un foro de desarrollo agrario.

Aunque ambas partes habían anunciado que retomarían los diálogos este miércoles, adelantaron un día los debates, que continúan a puerta cerrada.

La política de desarrollo agrario integral, primer punto de la agenda con la cual intentan poner fin al conflicto armado, político y social en ese país, es el centro de las discusiones que cumplirán mañana un mes desde que los dos equipos se sentaron por primera vez en el capitalino Palacio de Convenciones, reseñó Prensa Latina.

Encabezadas por el ex vicepresidente Humberto de la Calle, por el gobierno, y el comandante Iván Márquez, por la guerrilla, las delegaciones han contado con el apoyo en las últimas dos semanas de especialistas en el tema agrario, fundamental para avanzar en la hoja de ruta aprobada el 18 de octubre pasado en Oslo.

Foro por la tierra. Más de 1.200 empresarios y centenares de campesinos y líderes sociales expusieron ayer en Bogotá sus propuestas a través de un Foro que busca canalizar hacia la mesa de diálogo reunida en La Habana las propuestas de la sociedad civil.

El encuentro, organizado por la Universidad Nacional y Naciones Unidas en Colombia, fue uno de los dos acuerdos firmados en las primeras jornadas de conversaciones entre el Gobierno y la guerrilla, con el fin de recoger opiniones que sirvan de insumo a los diálogos.

Al inaugurar el foro, el Coordinador Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Colombia, Bruno Moro, destacó que, por primera vez, el país ha abierto los ojos al problema agrario de una manera diferente.

El primero de los cinco puntos es amplio y complejo y abarca seis subtemas, uno de ellos sobre desarrollo social, que inlcuye las problemáticas en torno a salud, educación, vivienda y erradicación de la pobreza.

Ambas partes reiteraron su mutua disposición por acabar con el conflicto que sacude a Colombia desde hace más de cinco décadas como "condición esencial para la construcción de la paz estable y duradera".

Se espera que esta segunda fase concluya el próximo viernes y el 8 de enero lleguen a La Habana las conclusiones del foro, para seguir avanzando en la agenda, que incluye la participación política, la terminación del conflicto en sí, las drogas ilícitas y la atención a las víctimas.