Panamá. El gobierno del presidente panameño Juan Carlos Varela, cuya gestión empezó este lunes de la semana pasada, consideró crítica la situación en que se encuentra Panamá en materia energética.

El ministro de Economía y Finanzas de Panamá, Dulcidio de la Guardia, expresó el punto de vista, citado este jueves por la prensa local, al referirse a la gestión en la materia del pasado gobierno del presidente panameño Ricardo Martinelli (2009-2014).

El funcionario aseguró que la permanente improvisación, la falta de planificación y la toma de decisiones políticas durante la pasada administración empeoraron gravemente la situación energética del país.

"Luego de una revisión general de cómo se manejó el tema energético hemos concluido que estamos ante una situación crítica", dijo el ministro.

"Todas estas situaciones fueron encubiertas a través de un programa absurdo de subsidios que este año puede superar los 475 millones de dólares", aseveró.

El titular de la Cartera de Economía identificó como las principales causas de los problemas actuales en el sector: la pobre planificación de la tercera línea de transmisión, la cual estaba planificada desde hace más de seis años, y la intromisión en el mercado energético tanto en el mercado ocasional como en el mercado de contratos.

Agregó que en el pasado gobierno se contrató a empresas que no tenían los recursos para desarrollar las inversiones a las cuales se comprometieron y faltó planificación para la promoción de nuevas inversiones en el parque energético nacional.

De la Guardia acusó además al pasado gobierno del congelamiento de la tarifa en el año 2012 a todos los clientes sin distinción de las necesidades reales de los usuarios por razones estrictamente políticas.

Agregó que se analiza a profundidad la situación del sector de modo que se definan con claridad las alternativas para enfrentar la situación. "Estamos viendo en detalle cada uno de los componentes del sector para hablarle al pueblo con claridad, y sobre todo, con responsabilidad", indicó.

El Consejo de Gabinete de Panamá decidió ayer la creación de una comisión liderada por el jefe de la cartera de Economía y Finanzas para que se evalúe la decisión a tomar en torno al costo de la tarifa de la energía eléctrica.