La Habana. Cuba liberará a dos disidentes presos, los últimos que permanecen encarcelados de un grupo detenido en una redada del gobierno en 2003, informó este martes el Arzobispado de La Habana.

El presidente Raúl Castro y el cardenal Jaime Ortega sellaron un histórico acuerdo a mediados del 2010 que ha puesto en libertad a medio centenar de opositores que habían sido condenados en marzo de 2003, a penas de entre seis y 28 años de cárcel.

Los dos disidentes cuya liberación se anunció el martes habían rechazado el exilio. Cuba comenzó a liberar gradualmente desde julio a decenas de opositores a condición de que se marcharan fuera del país.

Liberación. "En continuidad con el proceso de liberación de prisioneros, se informa que se ha dispuesto la excarcelación de: Félix Navarro Rodríguez (y) José Daniel Ferrer García", dijo el Arzobispado de La Habana en una breve comunicación.

Ambos estaban condenados a 25 años de cárcel y forman parte del grupo de los 75 disidentes encarcelados durante la redada conocida como la "Primavera Negra". Fueron condenados, al igual que la mayor parte del grupo, por conspirar con una potencia extranjera para desestabilizar al gobierno comunista de la isla.

Cuatro decenas de ellos aceptaron la propuesta de marcharse del país, la mayoría hacia España. Otros doce presos decidieron permanecer en la isla en libertad condicional y varios habían sido liberados antes del acuerdo del 2010 por razones de salud.

Las excarcelaciones han sido aplaudidas por la comunidad internacional, aunque los disidentes sostienen que el presidente Raúl Castro está simplemente deshaciéndose de la oposición.

Cuba, que considera a los opositores mercenarios a sueldo de su enemigo Estados Unidos, ha aprovechado el acuerdo con la Iglesia para liberar además a decenas de otros presos condenados por delitos como piratería y sabotaje.

La "Primavera Negra" causó una seria crisis diplomática y aislamiento por parte de la comunidad internacional en repudio a las detenciones.