El gobierno de Cuba dijo este miércoles que está dispuesto a avanzar en las relaciones con Estados Unidos en ocasión del próximo viaje del presidente Barack Obama a la isla, aunque dejó claro que no cambiará su política socialista.

Un editorial del diario Granma, del gobernante Partido Comunista, destacó que la visita que hará Obama entre el 20 y el 22 de marzo se enmarca dentro del proceso de restablecimiento de lazos entre ambos ex enemigos de la guerra fría y anticipó avances en la cooperación bilateral.

"Esta será la primera vez que un Presidente de los Estados Unidos viene a una Cuba dueña de su soberanía y con una Revolución en el poder, encabezada por su liderazgo histórico", dijo Granma.

La visita de Obama "forma parte del complejo proceso de normalización de los vínculos bilaterales, que apenas se inicia y ha avanzado sobre el único terreno posible y justo: el respeto, la igualdad, la reciprocidad y el reconocimiento a la legitimidad de nuestro gobierno", señala el extenso editorial.

En diciembre del 2014, los presidente de Estados Unidos y Cuba sorprendieron al mundo al anunciar que trabajarían para relanzar las relaciones diplomáticas después de más de medio siglo de enemistad y tensiones políticas.

En el editorial, el gobernante Partido Comunista afirma que Cuba dará una respetuosa bienvenida a Obama, pero dejó claro que seguirán existiendo diferencias y que para el completo restablecimiento de las relaciones deben corregirse medidas que han afectado al pueblo cubano como el embargo económico.

"Convivir no significa tener que renunciar a las ideas en las cuales creemos y que nos han traído hasta aquí, a nuestro socialismo, a nuestra historia, a nuestra cultura", argumentó.

La Casa Blanca dijo inicialmente que Obama viajaría a La Habana para una histórica visita los días 21 y 22 de marzo y que se reuniría con el presidente Raúl Castro. Sin embargo y pese a que no se conocen detalles de la agenda, Granma maneja el inicio de la visita un día antes.

Esta será la segunda ocasión en que un mandatario estadounidense visita la isla caribeña de gobierno comunista. El primero fue Calvin Coolidge en 1928.