La Habana. El Gobierno de Cuba decidió este lunes cesar en sus cargos a los ministros de Transporte y del Azúcar por mal desempeño de sus funciones, en un nuevo cambio de hombres implementado por el presidente Raúl Castro.

Una nota oficial leída en el canal de noticias de la televisión cubana señaló que el ministro de Transporte, Jorge Luis Sierra Cruz, que también ejercía como vicepresidente del Consejo de Ministros, fue desafectado del gobierno "por errores cometidos en el desempeño de sus funciones".

Su salida sigue a la reciente de Rogelio Acevedo, que estaba al frente de la aviación civil en Cuba y a quien, de acuerdo a reportes y blogs, se lo relacionó con un escándalo por obtener beneficios personales por el uso de aviones de la compañía Cubana de Aviación.

La nota oficial también indicó que Luis Manuel Ávila González, ministro del Azúcar de Cuba, "solicitó su liberación (del cargo) al reconocer las deficiencias de su trabajo".

Ávila ha estado al frente del ministerio durante la que se estima será una de las peores cosechas cubanas de azúcar en 100 años.

Antonio Enrique Lussón Batlle, miembro del Comité Central del Partido Comunista y antiguo comandante del ejército rebelde liderado por Fidel Castro en la revolución de 1959, reemplazará a Sierra como vicepresidente del Consejo de Ministros, detalló la nota.

El Consejo funciona esencialmente como gabinete de Castro.

Cesar Ignacio Arocha Masid, un militar con experiencia en transporte y logística, fue nombrado ministro de Transporte, y el viceministro del Azúcar, Celso García Ramírez, asumirá en reemplazo de Ávila

Cuba pasó de ser alguna vez el mayor exportador mundial de azúcar a una caída de su producción que comenzó con el colapso de su antiguo benefactor, la Unión Soviética, en 1991. Desde entonces, el sector ha ido declinando sin pausa.