La Paz. El vicepresidente de diputados de Chile, Iván Moreira, declaró el fin de semana a la red Erbol que la ex presidenta Bachelet habría negociado con su par boliviano, Evo Morales, un canje territorial para resolver la centenaria demanda boliviana.

“Nos enteramos de borradores que no están disponibles, que nadie sabe verdaderamente dónde están y que hablaban claramente de una cesión de territorio, pero una cesión de territorio por parte de Chile y también por parte de Bolivia, como compensación", reveló en la entrevista.

El gobierno boliviano, en un comunicado difundido por la cancillería, “rechaza vehementemente el contenido de dichas afirmaciones, las cuales —afirma— carecen de fundamento y veracidad, y por el contrario están basadas en apreciaciones personales y alejadas de toda fuente documentada y real”.

Se añade que “la cancillería del Estado Plurinacional lamenta que en relación al tema marítimo, el mismo que requiere un tratamiento de cuidado y prudencia, se emitan declaraciones al margen de los canales correspondientes, establecidos a través de las cancillerías de ambos países”.

El senador del Movimiento Amplio Social (MAS) de Chile, Alejandro Navarro, informó que en el curso histórico del diálogo bilateral se habló de ésta y otras fórmulas.

“Se evaluó todas las propuestas, como los canjes territoriales o las compensaciones territoriales, eso existió, pero la excusa de Chile para que no se concrete esa propuestas siempre fue la inestabilidad política por la que atravesaba Bolivia con el cambio de mandatarios”, reveló.

El senador y ex presidente de la Comisión de Política Internacional, Fidel Surco (MAS), también se refirió a la declaración de Moreira. “Era más antes de que fuéramos asambleístas nacionales estas reuniones que llevaron Michelle Bachelet y Evo Morales, pero en este momento no se está permitiendo (en Chile) la propuesta de Evo Morales; es la información que tengo”, recordó el legislador.

Debate. El senador y jefe de bancada de la opositora Convergencia Nacional (CN), Bernard Gutiérrez, criticó los supuestos preacuerdos y pidió a la Cancillería informar sobre la posición boliviana.

“¿Se hablará de canje territorial?, que nos lo digan; ¿se va a hablar de una salida al mar sin soberanía?, que nos lo planteen. Es hora de que sepamos cuál es la posición del gobierno en torno al tema marítimo y si existen avances”, afirmó.

Su correligionaria, Carmen González, miembro de la Comisión de Política Internacional, pidió a la Cancillería mostrar cuáles son los avances en este tema.

El comunicado de la cancillería refiere que los portavoces oficiales del tema bilateral son los cancilleres de Bolivia, David Choquehuanca, y de Chile, Alfredo Moreno, quienes el 7 de febrero se reunieron en La Paz e iniciaron las negociaciones bilaterales sobre la agenda de 13 puntos, en la Comisión de Alto Nivel.

Morales planteó a Chile hacer una propuesta de solución del diferendo en ocasión del Día del Mar, 23 de marzo. El diputado chileno Jorge Tarud advirtió que si persiste la posición boliviana, pedirá al presidente Sebastián Piñera congelar el diálogo.

Éste y otros temas, como el litigio peruano-chileno, serán analizados por la clase política chilena en un encuentro con el presidente Piñera. La reunión se realizaría este miércoles.

San Miguel desmiente roces. La cancillería también hizo conocer una nota de “protesta” dirigida por el cónsul Walker San Miguel al periódico La Tercera, por una nota en la que se señaló que el anuncio del cónsul de alejarse de su cargo se debía a roces con la vicecanciller Mónica Soriano.

El diario citó fuentes diplomáticas para hacer la afirmación. "El autor de la nota (cuyo nombre y apellido no figura en ningún epígrafe) formula aseveraciones falsas y temerarias, tales como supuestas fricciones y pugnas entre autoridades bolivianas, además de otras interpretaciones antojadizas”, refiere la nota, reportó ABI.

Ex cancilleres sugieren no perturbar el diálogo. Dos ex cancilleres pidieron ayer, por separado, dejar las negociaciones del tema marítimo en manos de los ministerios de Relaciones Exteriores de Bolivia y Chile, porque cualquier nivel de injerencia puede perturbar y dañar el diálogo bilateral.

“Hay que dejar trabajar a las cancillerías”, aseveró el ex canciller Armando Loaiza, quien calificó las negociaciones boliviano-chilenas como complejas y delicadas. El 7 de febrero en La Paz, los canciller de Bolivia, David Choquehuanca, y de Chile, Alfredo Moreno, reimpulsaron el diálogo al más alto nivel de tal forma de acelerar el diálogo sobre la agenda de 13 puntos.

“Ciertas intervenciones como que Chile debe presentar hasta el 23 de marzo una propuesta, me parece que pueden perturbar el proceso negociador que ya está encaminado”, aseveró el ex canciller Loaiza.

El ex canciller Javier Murillo señaló que “es importante dejar trabajar a los cancilleres para establecer un proceso de clarificación” de los términos del proceso. La ex autoridad, sin embargo, calificó de importante el hecho que las conversaciones se den al más alto nivel.

“Bolivia y Chile deben lograr hablar el mismo lenguaje”, sostuvo.

En Chile van por avance gradual. Congresistas chilenos plantearon este lunes una negociación gradual en el diferendo marítimo boliviano-chileno. En una primera etapa, explican, la administración de Sebastián Piñera debe proponer a la de Evo Morales un territorio sin soberanía y en un futuro negociar un espacio soberano.

“El proceso debe ser gradual. La soberanía por el momento debe esperar. En 50 años el concepto de soberanía será obsoleto y hoy no existen agallas para resolver el tema. Chile debe hacer una propuesta concreta y debe comprender que existe un mandato constitucional en Bolivia que obliga a Evo Morales a resolver el tema”, declaró el senador del Movimiento Amplio Social (MAS), Alejandro Navarro.

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de Diputados, Marcelo Díaz, congresista del Partido Socialista (PS), sugirió también un avance gradual para resolver el problema.

“No es una decisión fácil para ningún gobierno; el corazón del problema es el tema de la soberanía. Este tema no se va a resolver en un solo acto, sino en varios actos”, afirmó Díaz. El vicepresidente de Diputados, Iván Moreira, dijo que el diálogo sobre soberanía sería a futuro.