Sao Paulo. La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, decidió postergar la decisión de adquirir aviones de combate hasta 2012, informó el jueves el diario local Folha de S.Paulo.

El diario cita a una fuente no identificada cercana al gobierno que señaló que la decisión, que se esperaba se anunciara este año, ahora se anunciará el próximo.

El gobierno ha señalado que planea comprar cerca de 36 aviones de combate Rafale, pero decidió postergar sus planes, entre otros factores, para reducir los gastos.