Brasilia. Un importante funcionario del ministerio de agricultura brasileño presentó su renuncia el sábado tras denuncias de corrupción, en el último golpe al gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, con siete meses en el poder.

Tres ministros del gabinete han renunciado en los últimos tres meses debido a denuncias de corrupción o a disputas con Rousseff, afectando las relaciones con miembros de la coalición y desacelerando reformas económicas en el Congreso.

La revista brasileña Veja informó que el secretario ejecutivo Milton Ortolan había permitido a un grupo de presión establecer una oficina dentro del ministerio para ayudar a las empresas a obtener contratos a cambio de pagos ilícitos.

El ministerio de Agricultura afirmó que Ortolan presentó su renuncia "irrevocable" pero que negó haber obrado mal.

El ministro de Defensa de Rousseff dimitió la semana pasada después de haber realizado comentarios despreciativos sobre otros funcionarios.

La titular del ministerio de Transporte renunció el mes pasado después de acusaciones de corrupción sistémica bajo su mandato y su principal asesor renunció como jefe de gabinete en junio entre cuestionamientos sobre un significativo aumento de su patrimonio personal.