Santiago de Chile. El gobierno de Chile presentó este martes dos querellas por los delitos de incendio contra quienes resulten responsables de los ataques ocurridos en la madrugada del 1 de enero en la zona de La Araucanía, en el sur del país.

Una de las querellas es por el atentado incendiario que destruyó tres camiones y una maquinaria agrícola en Fundo Arauco, en el sector de Barros Arana, municipio de Freire.

Según fuentes policiales, en este incidente varios mapuches procedieron a quemar los vehículos y la maquinaria, cuyo cuidador, Víctor Vega, los sorprendió y los repelió a tiros de escopeta, alcanzando a uno de ellos en el pecho y la cara.

El herido fue identificado como Guido Carihuentru Millaleo, residente de una comunidad mapuche cercana, quien fue trasladado al Hospital Regional de Temuco, la capital regional, donde quedó ingresado en estado grave y en condición de detenido.

La segunda demanda es por lo ocurrido en el sector Maquehue de la comuna de Padre Las Casas, donde desconocidos quemaron una excavadora y un cargador frontal.

En declaraciones a radio Bío Bío, el secretario regional ministerial del gobierno en La Araucanía, a unos 600 kilómetros al sur de Santiago, Mario González, indicó que el objetivo de las acciones judiciales es fortalecer la investigación.

En La Araucanía se desarrolla desde hace años un conflicto originado en la reclamación de tierras que consideran ancestrales por parte de algunas comunidades indígenas y que están en manos de empresas agrícolas o forestales.

La situación ha significado la muerte de varios comuneros, policías y agricultores en el marco de una serie de asaltos y ataques incendiarios contra propiedades agrícolas, viviendas vehículos y bosques, lo que ha supuesto el procesamiento y condena de varias decenas de mapuches.

En esta línea, el Intendente del Bío Bío interpuso el pasado 29 de diciembre una querella contra los responsables por los ataques a bala, tanto al aspirante a policía que sobrevolaba en helicóptero la zona como a la patrulla con cuatro carabineros, ambos ocurridos dos días antes en la provincia de Arauco.

Realizada en el Tribunal de Garantía de Cañete, la iniciativa se interpuso por desórdenes públicos, maltrato de obra a carabineros de servicio, lesiones graves, porte ilegal de arma de fuego y daños calificados.