Juan Carlos Pinzón, quien este martes fue ratificado como ministro de Defensa para el segundo periodo del presidente Juan Manuel Santos, indicó que esta decisión “es una oportunidad para seguir sirviéndole al país”.

Pinzón descartó en diálogo con Blu Radio un cambio, de momento, en la cúpula militar y de Policía, ya que “la ratificación del presidente es un reconocimiento a todo un equipo que se juega la vida día a día por los colombianos”.

Indicó que el general Jaime Alfonso Lasprilla Villamizar, comandante del Ejército, “es un gran líder, muy comprometido y lleno de resultados. No sé de dónde vienen esos comentarios (de su inminente salida) o con qué intención hacen esos comentarios”.

El ministro se refirió también este miércoles a los retos que tiene en el segundo gobierno Santos. Aunque dijo que no se perderá de vista a los municipios del país azotados por los grupos armados, el paramilitarismo y las bandas criminales, para Pinzón hay que reajustar estrategias en el tema de seguridad ciudadana, para controlar los atracos, las lesiones personales y todos los temas asociados con la convivencia.

Sin embargo, aclaró que "lo del ministerio de seguridad será una discusión que se dará en los próximos años".

Al ser cuestionado por la escalada terrorista que viven departamentos como Cauca y Putumayo por cuenta de reiterados atentados de las guerrillas de las Farc y el ELN, el ministro manifestó que “no es justo decir que las Fuerzas Armadas han bajado la guardia”, pues recientemente hubo un importantes “golpes al terrorismo”.

Pese a que hay denuncia de más de 25 tractomulas quemadas por las Farc en el departamento del Putumayo, el ministro dice que la cifra es inferior o se refiere a datos de toda Colombia. “No vamos a tapar el sol con un dedo (…) Se trata de los frentes 48 y 32, pero la realidad es que estos ataques son muy distintas al pasado (...) En el caso del Putumayo, la modalidad que existe es que aparecen tres tipos de civil, con armas cortas, paran la gente y queman los vehículos”.