Bogotá, Andina. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, prometió el pago de recompensas de hasta 500 millones de pesos (más de US$280.000) por varios cabecillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que se dedican a la extorsión en las zonas del Huila, Caquetá y otras regiones del suroccidente del país.

Las recompensas se pagarán a quienes ayuden a capturar a alias “Jamir” y “Héctor Comidita”, cabecilla del frente 17 de las FARC.

“Necesitamos más denuncia por parte de los colombianos”, manifestó el gobernante durante un acto oficial.

Santos añadió que la extorsión podría estar aumentando en represalia por los golpes dados por las fuerzas de seguridad a las FARC y a los cárteles de la droga, principal fuente de financiamiento de los terroristas, según dijo.

En ese contexto, mencionó que el éxito de los golpes contra la droga “desespera” a los terroristas para conseguir otras fuentes de financiamiento, por lo que recurren a la extorsión.

No obstante, indicó que la extorsión es uno de los delitos más fáciles de combatir si la población contribuye denunciándola.