El gobierno de Colombia insistió este miércoles en su llamado de cerrar cualquier posibilidad a darles estatus político a las bandas criminales.

Luego de que la comisión primera del Senado avanzara en la aprobación de la ponencia de la Ley de Víctimas, que está en trámite en esa corporación, en su intervención el ministro de Defensa, Rodrigo Rivera Salazar, extendió ese llamado a los legisladores.

Tras llamarlo “vulgares narcotraficantes”, el alto funcionario insistió en que no puede dárseles ese nivel.

“En el último consejo nacional de seguridad, todas las ramas de poder del Estado decidieron calificar a las bandas criminales como crimen organizado, vinculadas al narcotráfico, que no tienen ninguna connotación político y que no le merecen”, aseguró.

En su explicación, Rivera advirtió que “no surgieron para contrarrestar a grupos al margen de la ley, sino para buscar dineros ilícitos, asociados al narcotráfico y a la minería ilegal”.

Uniformados incluidos en la ley. Rivera destacó que la Mesa de Unidad Nacional tomara la decisión de reconocer como víctimas a los miembros de la Fuerza Pública que han resultado afectados en medio del conflicto armado que sufre el país.

“Es un mensaje de gratitud a los héroes de la patria que con su inteligencia, arrojo y determinación han construido la seguridad que hoy tenemos en Colombia”, explicó.

En ese sentido, resaltó que no se reconozcan como víctimas a los miembros de organizaciones terroristas. “Estamos señalando con el peso de la unidad nacional, más allá de controversias, como principales responsables de la crisis humanitaria a los delincuentes y terroristas”, aseguró.