La Habana. La bloguera disidente cubana Yoani Sánchez dijo este viernes que el gobierno le negó el permiso para viajar a Brasil, en la decimanovena vez que intenta fallidamente salir de Cuba y tras haber pedido a la presidenta Dilma Rousseff que intercediera a su favor durante su visita esta semana a la isla.

Sánchez, de 36 años, es autora del blog Generación Y (www.desdecuba.com/generaciony) y una de las voces más críticas dentro de la blogósfera en Cuba. Regularmente cuestiona lo que describe como "falta de libertades" en la isla.

"No hay sorpresas. Me vuelven a negar el permiso de salida. Es la ocasion # 19 en que me violan el derecho a entrar y salir de mi p ...", escribió Sánchez en su cuenta @yoanisanchez en Twitter.

Sánchez recibió una visa por 30 días para viajar a Brasil -para asistir al estreno de un documental en el estado de Bahía-, pocos días antes de la visita oficial de Rousseff a la isla esta semana, lo cual fue visto como una posición delicada para el gobierno cubano.

La bloguera envió una carta a la mandataria brasileña para que intercediera por ella ante las autoridades de la isla, pero Rousseff se alejó del asunto pese a la presión que recibió.

"Brasil dio la visa para la bloguera, pero los demás pasos no son de la competencia del gobierno brasileño", dijo Rousseff en La Habana al ser consultada por periodistas sobre el caso. La presidenta es una ex guerrillera izquierdista que sufrió torturas y fue encarcelada en la década de 1970.

Para salir del país como turistas los cubanos deben solicitar un permiso conocido como "tarjeta blanca", que forma parte de las reglas migratorias vigentes. Las autoridades cubanas no suelen informar las causas de la negativa de viaje.

Muchos cubanos esperan una reclamada reforma migratoria. El gobierno ha prometido que implementará de forma "paulatina" la medida, que deberá flexibilizar los trámites de entrada y salida al país.

El gobierno cubano considera a Sánchez y a los demás disidentes como mercenarios al servicio de Estados Unidos. Ha insistido en que ella no puede viajar al extranjero, donde tiene un gran seguimiento internacional.