Washington. La Casa Blanca expresó el completo apoyo de Estados Unidos al presidente de Ecuador, Rafael Correa, e instó a poner un fin pacífico a la crisis en el país sudamericano, mientras policías protestan por planes de austeridad.

"Estamos siguiendo de cerca la situación en Ecuador y expresamos nuestro total respaldo al presidente Correa y a todas las instituciones democráticas de Ecuador", dijo Mike Hammer, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

En un comunicado separado, la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, pidió una solución pacífica a la crisis.

"Estados Unidos deplora la violencia y el caos, y expresamos nuestro apoyo total al presidente Rafael Correa, y a las instituciones de gobierno democrático en el país", dijo Clinton.

"Nosotros instamos a todos los ecuatorianos a reunirse y trabajar dentro del marco de las instituciones democráticas de Ecuador para alcanzar un rápido y pacífico restablecimiento del orden", agregó.

Policías atacaron este jueves a Correa durante una protesta política, dejando al líder refugiado en un hospital con manifestantes en el exterior.

Algunos de los partidarios del presidente lanzaron piedras contra la policía que rodeaba el edificio y los agentes respondieron con gas lacrimógeno en una disputa que Correa dijo era un intento de golpe de Estado en su contra.

"Instamos a todos los ecuatorianos a resolver este tema de manera pacífica y con total respeto al imperio de la ley", dijo Hammer en un comunicado.

Por su parte, el secretario de Estado adjunto para América Latina del gobierno de Estado Unidos, Arturo Valenzuela, afirmó que “en forma irrestricta apoyamos al gobierno del presidente Rafael Correa y a las instituciones democráticas de ese país”.

“Esta es una situación donde en estos momentos en las Américas no corresponde un golpe de Estado, no corresponde este tipo de acciones fuera de la institucionalidad”, dijo en contacto con CNN.

(Con información de Reuters)