Caracas. El departamento de Estado de EE.UU llamó al gobierno de Hugo Chávez a permitir que una delegación de la Organización de Estados Americanos (OEA) visite el país.

A través de una nota el gobierno de Barack Obama señaló: “instamos al gobierno de Venezuela a consentir una visita de la OEA como una manera de promover el diálogo y el entendimiento''.

La Casa Blanca dijo estar inquieta por la situación de los jóvenes venezolanos que se encuentran en huelga de hambre demandando la liberación de presos que según ellos fueron juzgados por "razones políticas''.

La nota del departamento de Estado señala que Washington está "preocupado por la salud y bienestar de los estudiantes, que arriesgan su vida por su creencia en la democracia y las libertades individuales'', indicó El Nuevo Herald citando a AP.

En una entrevista dada al diario de Miami, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, señaló que "no sería aceptable para el consejo de la OEA, ni para el consejo de ningún organismo internacional, que el secretario general fuerce la voluntad de un país miembro".

Explicó que está dispuesto a viajar a Caracas, pero que no puede viajar si el gobierno de Venezuela no lo autoriza.

Por su parte, el canciller venezolano, Nicolás Maduro, señaló que Insulza no ha solicitado ingresar al país.

El funcionario indicó que “Insulza no se ha comunicado oficialmente con ninguna autoridad venezolana, a nuestro embajador en la OEA, Roy Chaderton, tampoco le ha hecho ninguna solicitud”.

Al referirse a la huelga de hambre de los estudiantes y sus demandas de apoyo a nivel internacional, Maduro enfatizó que “nuestro país no necesita ningún tutelaje de ninguna instancia extranjera. Deberían sentir vergüenza algunos sectores de la oposición que buscan tutoría del exterior”, señaló la Agencia Venezolana de Noticias.

Y aseguró que en Venezuela “tenemos una democracia fortalecida y tenemos los mecanismos para solventar nuestros propios asuntos”.