Washington. “Preocupado” por la violencia que se ha vivido en Nicaragua en los últimos días se manifestó el gobierno de Estados Unidos.

 El Departamento de Estado de EE.UU. advirtió que una serie de actos violentos podrían estar erosionando elestado de derecho en el país centroamericano.

El portavoz para América Latina, Charles Luoma-Overstreet, afirmó que “estamos preocupados porque la violencia de una turba que ha tenido lugar en Nicaragua está obstaculizando el proceso político democrático, el respeto de los derechos humanos y también erosiona el estado de derecho", informó VOA.

Decepción de Holanda. Por su parte, el embajador de Holanda en Nicaragua, Lambert Grijns, se manifestó “profundamente decepcionado” por las jornadas de violencia registradas en el país.

El diplomático señaló que “La única cosa que quiero decir es que estoy muy decepcionado por lo que ocurrió los últimos días porque eso no da buena percepción, una buena imagen para inversionistas extranjeros, incluidos holandeses”.

Explicó al respecto Holanda busca “promover la inversión en el país”, pero con situaciones como las registradas “es muy difícil aquí convencer a inversionistas extranjeros”.

Sobre ello explicó que “a veces la inversión no es solamente decisión racional, sino emocional. Y extranjeros no saben mucho de este país, es decir, que su decisión está basada en una percepción bastante global de un país, y en esta percepción, la seguridad y estabilidad política por supuesto forman una buena parte”, dijo La Jornada.

Dinamarca retira ayuda. En tanto, Dinamarca anunció oficialmente que cerrará dentro de tres años la cooperación bilateral con Nicaragua, que seguirá siendo una de las más grandes que recibe la nación centroamericana hasta que concluya en 2012.

El gobierno de Dinamarca reenfocará su cooperación fundamentalmente hacia naciones africanas, donde la pobreza es más profunda, dijo el Nuevo Diario.

El comunicado danés sostuvo que “el gobierno de Dinamarca en varias ocasiones expresó preocupación por la dirección observada, subrayando la gran importancia de la democracia pluralista y el papel esencial de instituciones independientes y profesionales. Fueron estas preocupaciones las que llevaron al ajuste de la cooperación danesa”.