Washington. El Gobierno de Estados Unidos anunció este martes restricciones al uso estadounidense de armamento atómico, renunciando al desarrollo de nuevas armas nucleares y expresando una reducción de las reservas del país norteamericano.

También dio a conocer planes para buscar diálogos bilaterales de alto nivel con Rusia y China para fomentar "relaciones estratégicas más estables y transparentes", según un documento del Departamento de Defensa.