Entre US$60 y US$80 millones recibirá el gobierno de Guatemala provenientes de las confiscaciones de bienes de narcotraficantes.

La Ley de Extensión de Dominio (LED) facultará al Estado presupuestar los decomisos, desde el próximo 1º de julio.

Rolando del Cid Pinillos, ministro de Finanzas Públicas, detalló al matutino El Periódico que la LED establece con detalle los rubros hacia los que se destinarán los fondos.

Según la LED: 20% irá para las instituciones encomendadas a la incautación de drogas, 20% para el Ministerio Público, 18% para el Ministerio de Gobernación, 15%, a la Secretaría Nacional de Administración de Bienes en Extinción de Dominio, 25% para el Organismo Judicial y 2% para la Procuraduría General de la Nación (PGN).

Jorge Santos, consultor del Centro Internacional de Investigaciones en Derechos Humanos (CIIDH), dijo que la ley es positiva, ya que mientras se tenga más capacidad para capturar y enjuiciar a los criminales, los recursos obtenidos podrían aumentar.

En lo que va del año, la Policía Nacional Civil contabiliza US$2,5 millones de bienes decomisados al narcotráfico, entre efectivo y vehículos.