El gobierno de Honduras descartó este martes demandar a México por la muerte de 23 inmigrantes ilegales que buscaban cruzar la frontera entre ese país y Estados Unidos.

Lo anterior fue dado a conocer por el vicecanciller, Alden Rivera quien dio declaraciones desde Tamaulipas, donde se encuentra realizando los trámites para la repatriación de los cuerpos en representación del Estado hondureño.

El alto funcionario explicó que en la masacre de Tamaulipas, México, el gobierno mexicano no tiene nada que ver, ya que fue un acto criminal de un grupo de narcotraficantes.

Rivera salió al paso de las aseveraciones que se dieron a conocer en varios medios impresos de Honduras, en los que se mencionaba que se podría entablar una damanda contra el Estado mexicano.

Actualmente el personal consular de Honduras en México se encuentra en los preparativos para la repatriación de los cuerpos de las personas muertas.