Tegucigalpa. El gobierno de Honduras aseguró que ya trabaja en la protección del hondureño sobreviviente en la masacre de Tamaulipas, México.

La ministra comisionada presidencial de Derechos Humanos, Ana Pineda, manifestó que la persona que logró sobrevivir en la matanza merece tener el trato de testigo protegido, ya que ha contribuido con las investigaciones que realizan las autoridades mexicanas sobre el asesinato de los 72 migrantes de Centro y Sudamérica.

Pineda indicó que el hondureño sobreviviente, al igual que el resto de las personas de ese país que perdieron la vida en la masacre fueron vulnerados en sus derechos humanos, por lo que se requerirá de una profunda investigación.

Integridad. "Se está trabajando en cuidar la vida y la integridad personal no solo de la víctima, sino también de los miembros de su familia, dado que este es un caso que tiene implicaciones para el futuro de una investigación que pide prosperar tanto en México como en Honduras", expresó la ministra comisionada de Derechos Humanos tras la repatriación de los primeros hondureños identificados en la matanza de Tamaulipas.

Pineda ha venido trabajando en los últimos días junto a autoridades del Ministerio Público y de la Cancillería en una serie de acciones que se estarían ejecutando en materia de derechos humanos a nivel internacional.

La primera tiene que ver con una denuncia que se estaría interponiendo ante el Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos, anunció la misma fiscal de derechos humanos del Ministerio Público, Sandra Ponce.

Una mujer. La otra sobreviviente de la matanza sería una mujer de nombre Íngrid, que originalmente se incluso en la lista de hondureños que fueron asesinados. Ella habría regresado a su país, según sus familiares, informó El Universal.

Íngrid tendría dos hijos pequeños de 7 y 4 años, y mientras vivía en Tegucigalpa encontró una oportunidad para viajar “de mojada” a Estados Unidos, lo que ya había intentado previamente, pero fue deportada, según narró su madre. La mujer habría regresado a su ciudad de origen.

(Con información de El Heraldo de Honduras)