San Pedro Sula, Honduras. "Vamos a llegar y no saldremos del barrio hasta que cortemos la mala hierba y salgan semillas nuevas", afirmó el presidente Porfirio Lobo al anunciar este miércoles el plan de seguridad que aplicará el gobierno en Honduras.

Lobo detalló que en el plan estratégico se definió que el país se dividirá en ocho regiones y estas serán establecidas por su concentración poblacional.

Por ello, Tegucigalpa será una región y San Pedro Sula otra región. En cada una habrá un comandante de la policía y otro de las Fuerzas Armadas, "con nombre y apellido. Es un esfuerzo de todos", dijo Lobo.

El gobierno se reunirá, en períodos por definir, para evaluar qué región ha logrado los mejores resultados contra la violencia y criminalidad.