México D.F. Junto con condenar “enérgicamente” el secuestro de periodistas ocurridos en Durango, México, el secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, puntualizó que el gobierno no permitirá “amenazas a cualquier persona y en especial, a periodistas o cualquier medio de información”, y exigió la liberación de los profesionales.

Blake Mora señaló que “un atentado contra cualquier ciudadano, es un atentado contra la sociedad”, dijo Milenio.

El funcionario señaló que “el crimen organizado es la mayor amenaza para los derechos humanos, lo es también para el periodismo, por esa razón debemos combatirlo con la máxima firmeza todos los órdenes de gobierno y todos los poderes públicos", dijo El Universal.

Enfatizó que el gobierno de Felipe Calderón no permitirá amenazas a la sociedad, especialmente a la prensa, que "siendo promotores de la libertad de expresión pretendan ser utilizados por el crimen organizado".

Expresó que “el gobierno federal exige la inmediata liberación de las personas secuestradas y reitera su compromiso para actuar con todas sus atribuciones legales, teniendo como fin último garantizar la seguridad y la integridad de las personas privadas de la libertad y llevar a los responsables ante la acción de la justicia".

Cuatro profesiones fueron secuestrados este lunes: el camarógrafo de Multimedios Laguna, Javier Canales; de Televisa Torreón, Alejandro Hernández; de Televisa México, Héctor Gordoa; y el reportero del diario El Vespertino, Héctor N.

Este jueves fue liberado Héctor Gordoa, de Televisa México.