Montevideo. El presidente de Uruguay, José Mujica, remitió a su par en Haití, Michell Martelly, una carta donde se disculpa por la presunta violación cometida por cuatro marinos uruguayos integrantes de las Misiones de Paz a un ciudadano de ese país, informó este martes la Presidencia.

El caso ha puesto en tela de juicio la imagen de las fuerzas de la ONU en el país caribeño.

El haitiano Johnny Jean, de 18 años, denunció que cuatro soldados uruguayos lo violaron y golpearon a fines de agosto en una base militar en el pueblo de Port Salut, en el sur del empobrecido país devastado el año pasado por un terremoto.

Un video que incrimina a los acusados y que fue grabado con la cámara de un teléfono celular muestra al hombre sin pantalones, boca abajo sobre un colchón, mientras es sujetado por dos soldados en tanto otro desnudo se le acerca.

La misiva firmada por Mujica expresa "las debidas disculpas ante el atropello que algunos soldados de mi país han perpetrado contra el Señor Jhony Biulisseteth".

"Sabiendo que el daño producido es irreparable, tenga usted la seguridad que investigaremos hasta las últimas consecuencias y aplicaremos las máximas sanciones a los responsables", afirmó el presidente en el documento.

Mujica se disculpó también en nombre de las Fuerzas Armadas, avergonzada "por la inconducta criminal y bochornosa de unos pocos".

El ministro de Defensa uruguayo, Eleuterio Fernández Huidobro, que también firmó la carta, declaró más temprano en el Parlamento que el joven será resarcido.

"Nos mueve como mayor preocupación, lo más urgentemente posible, pedirle disculpas al Gobierno de Haití y ver de reparar a la víctima", dijo en conferencia de prensa.

"Queremos ser exhaustivos en las investigaciones y aplicar las máximas sanciones imaginables", agregó el funcionario.

La posibilidad de un resarcimiento económico será analizada por el Ministerio de Defensa, dijo a Reuters la legisladora oficialista Ivonne Passada.

La ONU y los gobiernos de Haití y Uruguay iniciaron investigaciones para precisar lo ocurrido y aplicar las medidas pertinentes, en tanto que el gobierno del país sudamericano sustituyó a su jefe de operaciones en esa nación caribeña y denunció los hechos ante la Justicia nacional.

Por su parte, el Supremo Tribunal Militar de Uruguay, un órgano interno de las Fuerzas Armadas, dijo que aplicará sanciones en caso que se compruebe el abuso.

Sin embargo, un informe preliminar de Naciones Unidas (ONU), que este martes autorizó la repatriación de los soldados, habría descartado que Jean haya sido violado aunque destacó la falta de los cascos azules por haber permitido el acceso de un civil a una base militar, violando el reglamento.

Los ministros de Defensa y cancilleres de los países que integran la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití (Minustah) se reunirán el jueves en Montevideo para analizar el retiro progresivo de las tropas del país caribeño.