Fuerzas militares desmantelaron el grupo rebelde del piloto venezolano Óscar Pérez en una zona vecina a Caracas, en una operación que dejó varios muertos y heridos, informó hoy el Gobierno de Venezuela. El Ministerio del Interior dijo en un comunicado que dos agentes murieron en la operación y que varios integrantes del grupo rebelde fueron abatidos y cinco detenidos, pero no aclaró si entre ellos estaba Pérez, quien encabezaba la lista de los más buscados en el país.

El policía rebelde había asegurado horas antes que estaba cercado por comandos militares que le están disparando en una zona montañosa cerca de la capital, Caracas.Horas antes, Pérez, considerado por las autoridades como el más buscado del país, aseguraba estar cercado por comandos militares que le disparaban en una zona montañosa vecina a Caracas. El dirigente oficialista y segundo hombre del chavismo, Diosdado Cabello, dijo en Twitter que Pérez atacó a quienes lo rodean, hiriendo a dos funcionarios y que los cuerpos de seguridad respondieron al fuego.

Pérez difundió en la redes un video en el que aparecía herido y con sangre en la cabeza y denunció que las fuerzas que lo cercaron amenazaban con matarlo, junto al grupo rebelde que lo acompañaba. 

En otra entrega, explicó que lo tenían cercado en una casa en la carretera en la localidad de El Junquito, una zona montañosa del estado vecino de Aragua. 

Pérez se ganó el título del más buscado por las autoridades venezolanas tras haber atacado desde un helicóptero varias sedes del Gobierno en el centro de Caracas en junio del año pasado.

A mediados de 2017, cuando estaban en su clímax las protestas contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, Pérez apareció rodeado de manifestantes en la plaza Altamira, un reducto de la oposición ubicado en el este de Caracas. Entonces, ofreció preparar a los manifestantes en tácticas contra el Gobierno, pero luego se sumergió en la clandestinidad.