Caracas. El Gobierno de Venezuela declaró este jueves persona “no grata” al embajador de España en el país, alegando continuos actos de “agresiones” e “injerencias” por parte del Ejecutivo español, pocos días después de que la Unión Europea impusiera sanciones a un grupo de altos cargos venezolanos.

La Unión Europea anunció sanciones contra siete altos cargos del Gobierno del presidente Nicolás Maduro el lunes por supuestos abusos de derechos y de la democracia.

Sus enemigos acusan a Maduro de haber convertido al país en una dictadura, mientras él asegura que es víctima de una conspiración encabezada por la derecha de Estados Unidos para eliminar el socialismo.

Madrid no respondió de forma inmediata a la expulsión del embajador, el último de una serie de choques diplomáticos entre ambas naciones.

Maduro arremetió esta semana contra el presidente español:“Mariano Rajoy, ponte a cuatro ‘paticas’, que el pueblo te va a dar ‘pela’ (una paliza)”, dijo en un mitin ante partidarios ataviados con camisetas rojas.

Rajoy respondió diciendo que las sanciones impuestas por la UE eran totalmente merecidas, e que incluso las calificó de “leves” dada la actitud de Maduro hacia la democracia.

“Lo único que quiero para Venezuela es paz y libertad y que los presos políticos salgan a la calle, lo mismo que en España”, agregó Rajoy en una entrevista de radio.