Caracas. El gobierno venezolano cerró filas este miércoles en torno del presidente Hugo Chávez y llamó a la "unidad del pueblo", en medio de la incertidumbre que desató el sorpresivo anuncio del mandatario de que deberán operarlo nuevamente por una lesión que podría ser cancerosa.

Chávez dijo este martes que será intervenido quirúrgicamente de una lesión en la misma zona donde le extirparon un tumor el año pasado, lo que sacudió la escena política del país integrante de la OPEP de cara las elecciones presidenciales en octubre.

La revelación hecha por el propio mandatario se produjo luego de haber asegurado durante meses que estaba curado de su su dolencia.

El líder socialista es la figura hegemónica del oficialismo, que en ocho meses enfrentará al candidato único de la oposición: el joven gobernador Henrique Capriles que busca encarnar una renovación política tras 13 años de victorias chavistas.

Y la salud del militar retirado de 57 años ha pasado a ser el factor clave de la campaña por la presidencia en las que buscará extender su mandato por seis años.

"Esta es una prueba, no para el presidente, sino para el pueblo venezolano en los momentos más difíciles hemos sabido estar a la altura acompañando a nuestro comandante", sostuvo Blanca Eekhout, segunda vicepresidenta de la Asamblea Nacional.

"En este momento el mensaje puede ser por la unidad del pueblo, por la fe en que el presidente Chávez va a salir airoso de este nuevo escollo que le ha puesto la vida", dijo el ministro de Comunicación, Andrés Izarra.

Analistas concuerdan en que Capriles, de 39 años, podría capturar parte importante de la intención de voto y obligar a Chávez, que corre con ventaja en la contienda, a usar su músculo político y económico para imponerse desde el lugar del defensor del statu quo.

"Esta es una prueba, no para el presidente, sino para el pueblo venezolano en los momentos más difíciles hemos sabido estar a la altura acompañando a nuestro comandante", sostuvo Blanca Eekhout, segunda vicepresidenta de la Asamblea Nacional.

Capriles, que se define como de centro izquierda, ha señalado que pretende derrotar al mandatario en las urnas. El miércoles envío un mensaje desde su cuenta de Twitter: "A mi contendor como hijo de Dios que soy le deseo una exitosa operación,una pronta recuperación y larga vida!".

Chávez, que lanzó una temprana y dura ofensiva contra Capriles plagada de ataques personales, dijo que "va a tener que parar" por algunas semanas y mantenerse al margen de la arena política y electoral.

Los detalles del cáncer que le fue tratado a mediados del 2011 han sido un secreto de Estado y objeto de múltiples interpretaciones pues no ha sido divulgado ni el lugar ni el tipo de tumor. En el pasado, Chávez aplacó los rumores retomando sus largos discursos, ejercitándose o burlándose de quienes los habían lanzado.

El martes, después de una jornada con abundantes versiones sobre su estado de salud, apareció en una emisión televisada desde un complejo agroindustrial en su natal estado Barinas y mirando a cámara describió el hallazgo detectado en los exámenes realizados en Cuba.

"El Presidente ha escogido dar su información como lo ha hecho siempre, de cara al país (...) El ha dado la cara y ha anunciado al país la información requerida y con la seriedad que hay que manejarla", sostuvo Izarra.

Sin embargo, el funcionario reconoció que "hay partes que él decide guardarse por temas de privacidad, detalles que no quiere informar".