Madrid. La muerte de Osama bin Laden es un paso decisivo en la lucha contra el terrorismo global, pero podría desatar represalias de rebeldes islámicos, dijo este lunes el gobierno español, tras felicitar a Estados Unidos por el operativo en Pakistán que acabó con la vida del líder de Al Qaeda.

Pero España, que sufrió el zarpazo de la violencia islámico cuando un atentado contra trenes de cercanías inspirado dejó 191 muertos y miles de heridos en Madrid el 11 de marzo de 2004, no modificará su nivel alerta anti-terrorista, que se encuentra ya alto, dijo el vicepresidente y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

"No se pueden descartar represalias, y de hecho todos los gobiernos tienen esta posibilidad en la cabeza, sobre todo naturalmente el de Estados Unidos, aunque es cierto que todo parece apuntar que desde el punto de vista operativo la desaparición de Bin Laden es sin duda un golpe duro para Al Qaeda", dijo Rubalcaba en una rueda de prensa en Madrid.

El ministro señaló que la muerte de Bin Laden concernía de forma especial a España por el recuerdo de los ataques del 11 de marzo, y subrayó que las fuerzas de seguridad estaban preparadas para combatir el "riesgo evidente".

"Esto no es el final y hay que mantener la guardia alta, queda muchísimo trabajo por hacer", declaró Rubalcaba, calificando los atentados de carácter islamista como "especialmente difuso y difícil de combatir".

Aunque España no tiene previsto variar el nivel de alerta, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero se reunirá el miércoles con los funcionarios de las carteras de Interior, Asuntos Exteriores y Defensa para evaluar posibles medidas de seguridad adicionales para embajadas y tropas desplegadas en el extranjero, dijo Rubalcaba.

El ministro reiteró el compromiso de colaboración de España con Estados Unidos y otros países unidos en la lucha contra el terrorismo, expresado ya por Zapatero en un telegrama enviado al presidente estadounidense, Barack Obama.

Actualmente, España maneja el nivel 2 de alerta anti-terrorista. La alerta máxima es el nivel 4.