El ministro de la presidencia en funciones, Ramón Jáuregui, acordó este miércoles con el Partido Popular pactar la postura española para reuniones sectoriales y cumbres internacionales, en el inicio de las reuniones para coordinar el traspaso de poder tras la arrolladora victoria de la formación conservadora en las elecciones generales.

En el primer encuentro para el traspaso de poderes con la hasta ahora portavoz parlamentaria del Partido Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, ambos abordaron cómo será el relevo en el Ejecutivo, que se producirá en el plazo de aproximadamente un mes según las leyes españolas.

La atención en este período estará centrada en conocer las primeras medidas que aplicará el PP ante la grave situación económica que sufre España, a merced de la presión de los mercados por la crisis de deuda en la zona euro.

"En la reunión de hoy, se han fijado los cauces por los cuales el Gobierno mantendrá informado al Partido Popular de su gestión ordinaria", dijo La Moncloa en un comunicado.

"Igualmente se ha establecido el procedimiento de trabajo para informar al Partido Popular de aquellos asuntos o actividades que impliquen la toma de una posición política por parte del Gobierno en funciones, en negociaciones, reuniones sectoriales o en cumbres internacionales, en las que se buscará el acuerdo para la fijación de la posición española", agregó.

El presidente del Gobierno español en funciones, José Luis Rodríguez Zapatero, dijo el lunes que ofrecería la "máxima colaboración" para que el traspaso de poderes se produzca con la mayor estabilidad y calma posible, aunque recordó que los plazos están "tasados", mientras que el futuro presidente, Mariano Rajoy, dijo que sería "modélico".

El traspaso propiamente dicho se producirá una vez que Rajoy supere el debate de investidura, previsto para mediados de diciembre, y la posterior toma de posesión de los nuevos ministros, cuyos nombres son uno de los secretos mejor guardados por el dirigente del partido conservador.

El diario El Mundo publicó el martes que Rajoy dará a conocer sus esperados planes económicos a varios importantes dirigentes europeos - entre ellos, la canciller alemana Angela Merkel y al presidente francés Nicolas Sarkozy - en la cumbre del Partido Popular Europeo que tendrá lugar en Marsella el 7 y 8 de diciembre. Una portavoz de Rajoy no pudo confirmar la información.

La cumbre del PPE tendrá lugar la víspera de un encuentro de dirigentes de la eurozona en Bruselas para aprobar medidas con las que poner cierto freno a la creciente crisis de la deuda y donde Zapatero y Rajoy tratarán de pactar una posición común, según el comunicado de Moncloa.