Tegucigalpa. La Secretaría de Educación reveló la lista de más de 1.200 maestros que serán suspendidos por abandonar las aulas de clase, mientras las organizaciones magisteriales retomaron las protestas en las calles de la capital de Honduras.

El viceministro de Educación, Juan Carlos Contreras, afirmó que se inició el proceso de contratación de nuevo personal en las direcciones departamentales y distritales de todo Honduras, bajo la supervisión de la Secretaría de Educación, el Tribunal Superior de Cuentas.

Asimismo, Contreras instó a la dirigencia a retornar a sus labores y afirmó que respeta el nombramiento de una comisión para mediar en la problemática, conformada por la ministra de Derechos Humanos y Justicia, Ana Pineda, y el director del Instituto Nacional Agrario (INA), César Ham.

El conflicto generado en Honduras se debe a la Ley de Participación ciudadana para el mejoramiento de la Calidad Educativa. Cuerpo legal que es promovido por el Congreso hondureño y que actualmente se encuentra en tapa de socialización y consulta a nivel nacional, previo a su aprobación. 

Los maestros han manifestado que su intención es negociar directamente con el presidente Porfirio Lobo y no con intermediarios. No obstante, se espera que este miércoles tomen la decisión de aceptar o rechazar la nueva comisión aprobada en Consejo de Ministros.

Como medida de presión, los educadores marcharon nuevamente por las calles de Tegucigalpa, desde el bulevar Centroamérica hacia el centro de la ciudad, contra la aprobación de la Ley de incentivo de la participación ciudadana para el fortalecimiento de la educación, que impulsa el Congreso Nacional de Honduras.

Ante la molestia generada por las medidas del gobierno, los dirigentes han manifestado su intención de expulsar a varios funcionarios públicos de los colegios magisteriales, entre ellos el ministro de Educación Alejandro Ventura y los viceministros Juan Carlos y Javier Menocal, y la rectora de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM).

Al respecto, Contreras afirmó que presentará un recurso contra la decisión, pues hace 21 años cotiza al Primer Colegio Profesional de Maestros de Honduras (Pricpmah) y desde su trabajo en la Secretaría de Educación ha elevado el perfil de dicha organización.

"Yo quiero llamar a los compañeros a la sensatez, porque son amigos nuestros, compañeros nuestros, y que hemos apoyado y que fuimos a votar por ellos para que fueran miembros de la junta directiva", expresó.

Esta es la tercera semana en paro de labores que cumplen los docentes en la zona central de Honduras. Sin embargo, el llamado a protestas no ha sido acatado por todos los docentes, pues de acuerdo a cifras de la Secretaría de Educación, el 80% de las escuelas y colegios laboran con normalidad.