Tegucigalpa. Mientras el gobierno hondureño convocó para este martes a los maestros a retomar el proceso de diálogo para solucionar la crisis educativa, la dirigencia magisterial hace sonar sus tambores de huelga.

“El martes es la reunión”, dijo de forma lacónica el ministro de Educación, Alejandro Ventura.

El funcionario no explicó si la invitación a dialogar había sido aceptada por el gremio magisterial.

“Hay una mesa de diálogo, la cual se mantiene pendiente y creemos que es lo más importante que el problema se resuelva de una vez por todas”, expresó.

Los representantes de los colegios magisteriales tenían previsto reunirse con el presidente Porfirio Lobo Sosa el martes pasado para reanudar la discusión en las mesas de diálogo instaladas para poner fin a la crisis educativa.

Pero la sesión no se realizó porque tenía otros “temas importantes” que atender, según la presidencia.

Son cuatro las mesas de diálogo conformadas para discutir las demandas de los educadores.

No obstante, el punto número uno que estaba en la agenda de los profesores, como ser el rescate financiero del Inprema, pasó a segundo plano porque ahora demandan que primero se discuta lo referente a anular las suspensiones de los 305 maestros.

Estos maestros fueron suspendidos por no asistir a clases durante el paro de labores que decretaron los colegios magisteriales.

Pero los maestros no piensan quedarse de brazos cruzados frente a este castigo.