El gobierno de Honduras reiteró este lunes que no dará marcha atrás en cuanto a las determinaciones que recientemente ha tomado y que buscan poner orden en el sistema educativo público de la nación centroamericana.

En ese sentido, el ministro de Educación, Alejandro Ventura, recordó a los directores distritales y departamentales que este lunes deben hacer el recuento de los maestros que este lunes llegaron a impartir clases, luego de que el Ejecutivo diera un ultimátum a los educadores para que desistieran de participar en las movilizaciones violentas y retomen sus actividades.

“Los directores departamentales deben supervisar para saber quiénes fueron los maestros que se presentaron y quiénes no, pues después de que se declarara ilegal el paro el gobierno está facultado para que el docente que hoy no se presente sea de inmediato suspendido y sustituido por dos meses”, declaró el funcionario.

Declaración de ilegalidad. Este domingo, el Ejecutivo declaró ilegal la suspensión de labores por parte de los maestros y anunció suspensiones temporales y hasta la disolución de los colegios magisteriales que promueven el paro.

Siguen en movilizaciones. A pesar del llamado por parte de las autoridades para que este lunes se reiniciaran las clases en los diferentes centros educativos, los colegios magisteriales convocaron a sus afiliados a participar de las movilizaciones que se desarrollan desde temprano en Tegucigalpa y otras ciudades de Honduras.

Este sábado 26 de marzo, el presidente Porfirio Lobo aseguró que detrás de las protestas que vienen encabezando miembros de la dirigencia magisterial hay una agenda política orientada a impedir que Honduras retorne a la OEA.

“No cederemos ante el gobierno de Porfirio Lobo Sosa”, expresó en las últimas horas Jaime Rodríguez, presidente del Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (Copemh).

Se conoció que en Choluteca, La Ceiba, y Comayagua este día los centros de enseñanza permanecían tomados por maestros y padres de familia que dicen estar en contra de que el gobierno nombre docentes sustitutos; mientras que en Tela la policía desalojó a un grupo de garífunas que mantenían tomada la carretera a la altura de El Triunfo de la Cruz y una persona fue detenida.

En Tegucigalpa, los manifestantes mantenían tomadas desde tempranas horas las calles aledañas al Inprema, a la UNAH y a la universidad Pedagógica.

Este sábado 26 de marzo, el presidente Porfirio Lobo aseguró que detrás de las protestas que vienen encabezando miembros de la dirigencia magisterial hay una agenda política orientada a impedir que Honduras retorne a la OEA.

Con el fin de que la actividad académica se normalice y que los padres denuncien irregularidades en las escuelas y colegios, el gobierno habilitó la línea 104 y el número 2220 1230.