Tripoli. Libia no entregará a Saif al-Islam Gaddafi, el hijo más prominente del ex líder Muammar Gaddafi, a la Corte Penal Internacional en La Haya, pero lo someterá a juicio en su propio país, dijo el domingo el ministro de Justicia Ali Ashour.

Saif al-Islam está en una prisión secreta en custodia de rebeldes Zintan que lo capturaron el año pasado y será juzgado en Libia por jueces libios por acusaciones de corrupción, asesinato y violaciones, dijo Ashour a Reuters.

Pese a las exigencias de la CPI de que sea enviado a La Haya para su juicio, "no hay intenciones de entregarlo (a Saif al-Islam) a la CPI, y la ley libia es el sistema adecuado para juzgar a Saif Gaddafi", declaró Ashour.

El ministro negó las acusaciones de malos tratos hechas por un abogado defensor de la CPI, quien esta semana dijo que Saif al-Islam ha sido golpeado y no ha sido asesorado adecuadamente respecto a los cargos en su contra. "Come con las personas que lo cuidan y está en buenas condiciones", dijo.

La presión sobre Libia está aumentando para que entregue al hijo de Gaddafi a la CPI, con organizaciones de derechos humanos diciendo que el país no puede otorgarle un juicio justo.

Una delegación de la CPI llegó a Trípoli el domingo para discutir el caso de Saif al-Islam con el Ministerio de Justicia, dijo a Reuters el representante de Libia en la CPI, Ahmad al-Jahani.

Ashour dijo que su ministerio preparó una prisión para Saif al-Islam y había negociaciones en camino con los rebeldes de Zintan para transferirlo a Trípoli.

La CPI dice que posee jurisdicción sobre el caso porque el año pasado emitió órdenes de arresto contra Muammar Gaddafi, Saif al-Islam y el jefe de inteligencia Abdullah al-Senussi, quien fue arrestado el mes pasado en Mauritania.

Una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas obliga a Libia a cooperar con la corte, dice la CPI, y el que Trípoli no le entregue a Saif al-Islam podría terminar en un reporte al Consejo.

Saif al-Islam enfrenta la pena de muerte si es declarado culpable por una corte libia y una condena de prisión si es condenado por la CPI. Muammar Gaddafi fue asesinado tras ser capturado vivo por combatientes rebeldes.