El presidente Ollanta Humala afirmó que su gobierno marcará el “inicio de una nueva época” que signifique una "gran transformación" del país, que demanda un “nuevo contrato social que haga posible la convivencia armoniosa entre todos los peruanos”.

En su mensaje a la Nación, resaltó que la Constitución de 1979 se “constituye una verdadera inspiración” por su contenido nacional, democrático y de libertad.

“Para buscar y encontrar una solución integradora para nuestro Perú, proponemos una gran transformación, el inicio de una nueva época que no es otra cosa que el inicio de una nueva convivencia entre todos los peruanos”, aseveró.

Humala Tasso ratificó su juramento por respetar y defender la democracia y fortalecerla en sus valores igualitarios, a fin de hacerla legítima ante el pueblo, “y así será”, remarcó.

“Ante ustedes, ratifico este juramento. Quiero que vean en mi a un verdadero soldado de la República, a un celoso guardián del Estado derecho, a un defensor de los derechos humanos, y de la libertad de prensa y de expresión”, manifestó.

De otro lado, subrayó que el incremento desmedido de los conflictos, muchos de ellos extremadamente violenctos, nos demuestran día a día que es urgente reparar las injusticias, corregir el rumbo y restablecer el diálogo en la sociedad.

“El Perú es un país plurilingüe y multicultural, y esta múltiple diversidad constituye sin duda, nuestra mayor riqueza, sin embargo durante mucho tiempo ha existido un discurso y una práctica de la exclusión del rechazo a la diferencia, que cobijó la intolerancia”, agregó.

Opinó que resulta extraño que esto surja de quienes elogian nuestra diversidad cultural.

Más adelante, cuestionó la existencia de un Estado insensible, burocrático y centralista, que actúa de espaldas al país, que además es asechado por la corrupción y el despilfarro.

“Necesitamos más Estado, más patria y que la corrupción sea sancionada”, añadió.